,


‘Game of Thrones’ iluminó con fuego su mejor episodio.

Es un hecho: ‘Game of Thrones’ pasa por su mejor momento y su más reciente capítulo ha afianzado con creces la dinámica de una serie que, al pisar el acelerador de su narrativa, no pierde ese encanto profundo acerca del poder y la transformación de sus protagonistas.

Lo mejor de este encuentro casi ceremonial con el capítulo de la serie, es que ofreció una de las batallas mas emocionantes; seria arriesgado ponerla a la altura de esa ya mítica confrontación de los bastardos, que causó tanta delicia entre los fanáticos; pero lo que no se puede negar es que lo visto el domingo compartió un sentimiento
épico y emotivo, realzando el balance de la justicia con el paroxismo visual.

Jaime Lannister siente el calor de la derrota y su pequeño hermano el sinsabor del fracaso. El primero ve como la batalla se cocina en su contra mientras Daenerys Targaryen parece sacarse una espinita con un sabor agridulce a victoria.

Creo que muchos hubieran preferido ver más muertes de los aliados de los Lannister que la herida que recibió Drogon en una de sus mejores faenas de combate.  

No hay comida, no hay dinero y las dos reinas más letales de esta lucha de poderes parecen abrazar una emotividad descontrolada y letal.

La Targaryen tiene el dolor de madre como motor de sus conquistas, mientras que a Cersei le esperan noticias no tan alentadoras acerca del destino de Jaime Lannister, uno de los personajes cuya indescifrable ambigüedad parece ser la responsable de la simpatía que despierta. ¿Estará muerto el matarreyes?

 

Fuente: Andres Hoyos

Valora esta noticia con flechita arriba =)

433 votos
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *